Coberturas y baños: 3 técnicas para decorar tus postres

CCristián 9 de marzo de 2024 7:06

Si te encanta la repostería, seguramente sabes que la decoración es el toque final que puede llevar tus postres al siguiente nivel. Ya sea que te guste el fondant, el glaseado de azúcar o el baño de chocolate, cada técnica tiene sus trucos y secretos. En este artículo, te enseñaremos tres técnicas de decoración con coberturas y baños que te ayudarán a darle a tus postres un acabado espectacular.

Técnica 1: Cobertura de azúcar

Un clásico infalible en la repostería es la cobertura de azúcar. Es una de las técnicas más sencillas, pero también una de las más versátiles. Aquí te mostramos cómo hacerla:

  1. Mezcla 200 g de azúcar glas con 2-3 cucharadas de agua o zumo de limón.
  2. Remueve hasta conseguir una mezcla suave y sin grumos.
  3. Añade más líquido si la mezcla está muy seca, o más azúcar si está muy líquida.
  4. Aplica la cobertura sobre el postre con una espátula o cuchillo.

Técnica 2: Baño de chocolate

El baño de chocolate es una excelente opción para darle a tus postres un toque de elegancia y sabor. Aquí te dejamos una receta sencilla:

  1. Derrite 200 g de chocolate al baño maría o en el microondas.
  2. Añade 100 g de mantequilla y remueve hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Deja que el baño de chocolate se enfríe un poco antes de aplicarlo sobre el postre. Puedes vertirlo directamente o usar una espátula.

Técnica 3: Cobertura de fondant

El fondant es una cobertura muy popular en la repostería, especialmente para decorar tartas. Aunque puede parecer complicado, con un poco de práctica conseguirás dominar esta técnica:

  1. Compra o prepara tu propio fondant. Puedes encontrar muchas recetas en Internet.
  2. Amasa el fondant hasta conseguir una consistencia suave y elástica.
  3. Usa un rodillo para estirar el fondant hasta obtener un grosor de unos 5 mm.
  4. Coloca el fondant estirado sobre la tarta y recorta el exceso. Usa agua para pegar el fondant a la tarta si es necesario.

Esperamos que estas técnicas te inspiren a experimentar con la decoración de tus postres. Recuerda, la repostería es un arte, y cada artista tiene su propio estilo. ¡No dudes en darle tu toque personal a cada creación!

Más artículos