2 técnicas revolucionarias para merengues perfectos

CCristián 10 de enero de 2024 7:07

El merengue es uno de los preparados repostería que pone a prueba nuestro perfeccionismo y habilidad en la cocina. Pero no te preocupes, aquí te traemos dos técnicas revolucionarias que te ayudarán a conseguir los merengues perfectos.

Primera técnica: la estabilización

La estabilización del merengue es clave para que este mantenga su forma y no se desinfle. Para conseguir esto necesitamos dos ingredientes: azúcar y una pizca de sal.

Para un merengue perfecto, añade el azúcar poco a poco mientras bates las claras de huevo a velocidad media. Cuando las claras empiecen a espumar, añade la sal. No te preocupes si al principio parece que el merengue no sube, sigue batiendo y verás cómo poco a poco se va formando el merengue perfecto.

Segunda técnica: el horneado lento

El horneado es la segunda parte del proceso, y también la más delicada. Un horno demasiado caliente puede hacer que el merengue se queme por fuera y quede líquido por dentro.

Para evitar esto, precalienta el horno a 100°C durante 10 minutos. Después, hornea el merengue durante 1 hora a esta temperatura. Pasado este tiempo, apaga el horno y deja el merengue dentro durante al menos 2 horas para que se seque completamente.

Aquí tienes un resumen de los pasos a seguir:

Pasos Técnica 1: Estabilización Técnica 2: Horneado lento
1 Batir claras a velocidad media Precalentar horno a 100°C
2 Añadir azúcar poco a poco Hornear 1 hora
3 Añadir sal Dejar 2 horas en el horno apagado

Con estas dos técnicas revolucionarias, conseguirás unos merengues perfectos que harán las delicias de tus invitados. Recuerda que la práctica hace al maestro, así que no te desesperes si los primeros merengues no te salen como esperabas. Sigue intentándolo y verás cómo vas mejorando tus habilidades en la cocina.

Más artículos

Ver también

Aqui hay algunos artículos interesantes en otros sitios de nuestra red.